AMIGAS Y AMIGOS







En la campaña, su pelo se transformó en algo característico de sus fotos. Le decíamos la foto de la peluca.



Nunca la vi enojada. O quizá lo ocultaba muy bien. Una vez la vi defenderse cuando una niña le tiró un garabato. Pero otra vez estando en un evento de campaña, apareció un hueón desubicado que le tiró un escupo que llegó directo en su cara.





A ella tampoco le debe haber gustado que le sacaran fotos más íntimas y se respetaba eso. Si está tomándose un copete pa que le vas a cagar la onda con una cámara.





Me tocó estar en su última gira en La Serena y Rancagua donde la vi muy relajada. Se notaba que estaba feliz de dejar el puesto y poder descansar.







PALOMINO © 2019